La naturaleza, fue siempre el escenario escogido por los grandes yoguis y ascetas para sus prácticas diarias de yoga y meditación, así que con la llegada del buen tiempo nos acercaremos hasta la playa para poder tener un contacto más íntimo con la naturaleza.

     El Yoga practicado en la playa tiene un gran valor terapéutico, lejos del ruido y la polución de las grandes ciudades. Ofrece, además de los beneficios habituales de una práctica de yoga, la gran posibilidad de contactar con todos los elementos de los que está formado el ser humano: la cálida tierra bajo tus pies, el agua con su relajante vaivén de fondo, el fuego del sol acariciando tu piel, el aire en forma de suave brisa ayudando a limpiarte de cargas negativas,  y el éter, en forma de prana que todo lo impregna y que en este tipo de entornos es donde más fácilmente se puede encontrar en estado puro.

Fecha: el Sábado  21 octubre  de 8.30h
En caso de lluvia se habría de cancelar el evento...y en caso de viento buscarnos por detrás de las dunas.

Precio: Clase de aportación voluntaria. El dinero integramente recaudado irá para la
ONG  Mangi Fi  Rek para el desarrollo del poblado Ndiaouene de Senegal.

Lugar: Delante del Hotel Solifemar, en el Paseo Marítimo con la calle19
Se recomienda traer pareo, una toalla para taparte en la relajación, protector solar, gorro, una botella de agua y muchas ganas de practicar!!
Si deseas recibir mas información detallada sobre esta actividad,
contáctanos vía e.mail o por teléfono
Os esperamos!!
Sangha           Yoga